June 16, 2024

(Foto: Agencias) 

DOHA, Qatar (Agencias).- Adam Peaty reapareció en la alta competición llevándose el lunes la medalla de bronce en los 100 metros estilo pecho del campeonato mundial de natación tras una prolongada ausencia del dueño del récord mundial por salud mental.

El estadounidense Nic Fink se colgó el oro con un registro de 58.57 segundos, seguido por el italiano Nicolo Martinenghi con 58.84. Peaty tocó con 59.10, muy lejos de la plusmarca de 56.88 que el británico estableció en 2019.

Peaty no se afeitó el bigote rojo y usó unos aretes ovalados en la final. Empezó lento y nunca pudo recuperarse, pero su gran objetivo para esta temporada es competir en los Juegos Olímpicos de París.

Peaty, quien se alejó de las competencias el año pasado al lidiar con depresión y abuso de bebidas alcohólicas tras una rutilante racha de logros, ganó el oro de los 100 pecho de los dos pasados Juegos Olímpicos, además de los títulos mundiales en 2015, 2017 y 2019.

“Es agridulce, porque me llevo una medalla que no me esperaba”, dijo Peaty.

El de Fink fue uno de dos oros para Estados Unidos en la segunda jornada de la piscina.

Kate Douglass, la única estadounidense que el año pasado ganó un oro en el Mundial de Japón y que vino a Doha, revalidó su cetro en los 200 combinados al cronometrar 2:07.05, por delante de la canadiense Sydney Pickrem (2:08.56) y la china Yu Yiting (2:09.01).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *