June 16, 2024

El camino de Roger Federer como tenista profesional, ha llegado a su fin. El escenario elegido fue la Arena O2 de Londres, Inglaterra. El torneo; Laver Cup 2022. El partido de dobles contra los estadounidenses Jack Sock y Frances Tiafoe, representantes del equipo Resto del Mundo, fue el último a nivel profesional de Su Majestad que hizo mancuerna con su gran némesis en la cancha y amigo fuera de ella, Rafael Nadal. Juntos forman parte del equipo de Europa en esta Laver Cup. Marcador final del duelo: 6-4, 6(2)-7(7), 9-11 a favor de la pareja de Resto del Mundo. El resultado probablemente fue lo de menos, aunque una victoria de Federer y Nadal hubiera supuesto la cereza en el pastel de una extraordinaria fiesta en la que se convirtió la Arena O2 con sus 20,000 aficionados rindiéndole tributo a Roger Federer.

El partido disputado fue muy parejo de principio a fin con un Federer cuidándose de no forzar demasiado su rodilla derecha, lesionada desde hace algún tiempo y que a pesar de ello se mostró siempre muy competitivo. De igual manera, los catorce meses sin actividad tenística al máximo nivel no fueron impedimento para poner en jaque en varias ocasiones a la pareja rival. Por su parte, Rafael Nadal no se encuentra en su mejor estado físico y mental debido a las lesiones que lo han acompañado en los últimos tiempos y que cada vez le cuesta más trabajo superarlas. Sin embargo, ambos dieron lo mejor de sí en contra de unos estadounidenses que no se conformaron solo con ser partícipes del adiós de un grande (para mucho el mejor tenista de la historia) sino que salieron decididos a ganar el partido y lo lograron.

Federer que en un principio se notaba un poco ansioso y nervioso no tardó en desenvolverse mejor y divertirse, se notaba feliz en la cancha. Platicaba con Nadal sobre la estrategia a seguir en cada jugada, sonreía con cada buena acción, recibía consejos de su equipo, sobre todo de Novak Djokovic, y se dejaba consentir por el público que en cada oportunidad le expresaba su apoyo. Los rivales, Sock- Tiafoe, queriendo ganar el partido en todo momento, no les regalaron nada y parte de la estrategia fue lanzarle pelotas a Roger sabiendo que su movilidad es menor por su rodilla lastimada. Fue tal el envío de pelotas que en una ocasión una bola lanzada por Frances Tiafoe golpeó directamente al jugador suizo ganándose el abucheo del público.

Al final el resultado no acompañó a Federer-Nadal, pero eso solo será anécdota. Al llegar el punto final, todo fue un mar de emociones para los presentes en la Arena O2 y sobre todo para Roger Federer que se va dejando un legado de 20 Grand Slams ganados, 103 títulos de

la ATP, 1526 partidos jugados, 310 semanas como número uno del ranking en 24 años de carrera.

Al concluir el partido no pudo contener las lágrimas y declaró: “Fue un día maravilloso. Es increíble estar aquí. Disfruté ponerme las zapatillas una vez más. Que todos estén aquí, amigos, familia y compañeros. El partido fue grandioso, no puedo estar más feliz. Y Jugar con Rafa en el mismo equipo, tener a estas leyendas. Se siente como una celebración. Fue como lo soñé”.

Visiblemente emocionado comentó: “Nunca me hubiera esperado todo esto. Ha sido perfecto. Lo haría de nuevo”.

Su Majestad se va del circuito profesional de la ATP pero prometió seguir presente de alguna forma, todavía no tiene definido de qué forma, lo decidirá después de unas largas vacaciones con su familia. El principio del fin ya está aquí. El primero de los Big Four se ha ido. El día que los aficionados al tenis no querían que llegara… llegó.

(Fotos: @LaverCup)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *