June 20, 2024

Messi (Foto: Agencias) 

BUENOS AIRES (Agencias).- El astro Lionel Messi confesó que está arrepentido de los cruces que mantuvo con el técnico Louis Van Gaal y los jugadores de Holanda durante el Mundial y admitió que México fue el rival “más difícil” en el torneo.

En la primera entrevista que concedió tras la obtención de la Copa del Mundo, el capitán de Argentina se refirió al polémico partido de cuartos de final, en el cual le dedicó un gol al entonces entrenador neerlandés — llevándose las dos manos a las orejas — e insultó al frente Wout Werghorst con la ya famosa frase “¿Qué mirás bobo? Andá pa’ allá”.

“No me gusta eso que hice, no me gusta lo que pasó después”, dijo Messi el lunes a radio Urbana Play de Buenos Aires. “Son momentos de mucha tensión, de mucho nerviosismo. Pasa todo rapido y reacciona uno como reacciona. No estaba nada pensado, se fue dando”.

La Albiceleste se impuso 4-3 ante Holanda en la tanda por penales.

El duelo estuvo marcado por varias polémicas. En la previa, Van Gaal utilizó a los rivales sudamericanos al afirmar que si había definición por penales, sus jugadores estaban mejor preparados. También recordó que “Messi no tocó la pelota” en la semifinal del Mundial 2014, que ganó Argentina por la vía de los penales.

Messi contó que sus compañeros de la selección lo pusieron al tanto de los dichos del entrenador europeo como una forma de incentivarlo. “Sabía todo lo que se había comentado antes del partido, lo que él había comentado. Algunos de mis compañeros me decían: ‘¿Viste lo que dijo? ¿Viste lo que declaró Van Gaal’?”

Respecto al cruce con Werghorst, autor de los dos goles con los que Holanda empató el partido y forzó el tiempo extra, Messi relató que “fue natural”.

“Reaccioné de esa manera. Habían pasado muchas cosas con ese jugador y un par más, momentos de tensión, cruces…Estaba en la zona mixta, muy reciente”, dijo.

“No me gusta dejar esa imagen, pero son cosas que pasan”, cerró el episodio el astro del Paris Saint-Germain.

En otro pasaje de la entrevista, Messi analizó que durante el Mundial “en general fuimos mejores que los rivales”, pero dijo a México como “el más difícil”.

“Fue el partido que peor jugamos por todo lo que conllevaba ganar ese partido sí o sí”, dijo en referencia a que Argentina había perdido 2-1 en el debut ante Arabia Saudí y estaba obligado a vencer a los mexicanos para seguir con posibilidades de clasificar a la siguiente ronda.

“Uno confiaba que íbamos a pasar bien, que se nos iban a dar las cosas (pero) si no hubiéramos tenido el grupo (humano) que utilizaría hubiera sido difícil de superar”, reveló.

Messi también contó que “no volví a ver la final” ante Francia. La Albiceleste se impuso en una tanda de penales para conquistar su tercer campeonato mundial, y primero desde 1986.

“Desde ese día cambió todo para mí”, apuntó el futbolista de 35 años que finalmente se consagró campeón mundial en su quinta participación. “Por suerte se dio lo que tanto soñamos, lo que tanto deseaba en mi carrera y llegó al final”.

Aseguró que le hubiera gustado que la leyenda Diego Maradona — fallecido en 2020 — le entregara el trofeo.

“Hubiese sido muy linda esa foto también”, opinó Messi. “Yo creo que de arriba (por el cielo) tanto él como mucha gente que me quiere y quiere el bien para mí hacían fuerza en este Mundial”.

Cuando el entrevistador le preguntó al capitán de Argentina qué le diría al Messi que llegó al Barcelona de niño, el astro respondió que “le espera algo extraordinario, que no se lo podía imaginar. Que va a tener un camino muy hermoso, con momentos duros, que va a tener que superar, pero que nunca renuncie a sus sueños porque al final va a tener su recompensa más deseada. Va a tener su película con final feliz”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *